11/12/2013 - Demandas de pacientes, la gran batalla legal de las farmacéuticas

Los grandes laboratorios hacen frente a un número creciente de denuncias multimillonarias, la mayoría de ellas en Estados Unidos. En España, el código civil prevé las demandas colectivas desde el año 2000. El caso de la talidomida, sobre el que el Juzgado de Primera Instancia número 90 de Madrid Leer más »
Ver todas las noticias
Lawyerseek.com
www.pajaresyasociados.com
Lawyerseek.com
www.pyo-abogados.com
Lawyerseek.com
www.lawyerseek.com
Opamianto.com
www.opamianto.com
abogados franquicias
www.abogadosfranquicias.es
abogados responsabilidad civil
www.abogadosderesponsabilidadcivil.es
31/00/2008
« volver                                              


ZYPREXA. UN MISTERIO POR CAPITULOS... »


1ª Parte.- "LOS EFECTOS SECUNDARIOS"

Zyprexa- cuyo principio activo es la olanzapina- es un antipsicótico aprobado por la Agencia Federal de los Estados Unidos para el control de los Medicamentos y la Alimentación (FDA), solo para tratar a personas adultas que padecían esquizofrenia y episódios maniáticos producto de un desorden bipolar. Sin embardo los documentos que se han ido conociendo en los últimos años y , sobre todo, las publicaciones por el New York Times en diciembre pasado parecen indicar  que los laboratorios Lylli- fabricante de Zyprexa- no sólo ocultan los efectos secundarios adversos que su consumo producía  sino que apesar de connocerlos, se lanzaron a una gran campaña de marketing destinada a conseguir que los médicos prescribieran el medicamento para otras patologías, incluídas el Alzheimer y otras formas de demencia ,para las que nunca fue aprobado. Estas practicas irregulares le  han costado hasta el momento cerca de mil doscientos millones de Euros en acuerdos fuera de los tribunales pero podría costarle muchos miles de millones más ya que no sólo tendrá que hacer frente a los próximos años a las demandas de miles de particulares sino tambien, a las de aquellos estados que le reclamen cientos de millones de dolares enconcepto de daños a los sistemas públicos de la salud en sus respectivos territorios.

Las primeras demandas presentadas a nivel nacional bajo la modalidad anglosajona de la class action se presentó el 16 de Abril de 2004 ante el US District Court of Eastern District ot New York, en nombre de todos los americanos que han tomado Zyprexa. En ellas los demandantes alegaron ante los Tribunales que distribuyó de forma negligente un medicamento cuyos efectos secundarios pusieron la vida de miles de personas en serio peligro.

Desde el año 2000 distintos investigadores a nivel mundial ya señalaban que centernares de pacientes estaban desarrollando diabetes y obesidad como resultado del uso de Zyprexa. En 2002, un estudio de Duke University reveló 300 casos de diabetes emergente en consumidores de Zyprexa.  Más de veinte personas desarrollaron Pancreatitis, veintitrés personas murieron en el estudio como resultado de los efectos secundarios de medicamento. Según otros estudios Zyprexa aumento el riesgo de ictus y muerte en aquellos casos de Alzheimer  y demencia que lo consumen. Y su uso tambien ha sido relacionado con el empeoramiento de síntomas de Alzheimer, cetoacidosis, hiperglucemia, ganancia de peso, coma diabético, pancreatitis, sindrome maligno nueroléptico, disquinesia tardía  y otros factores de riesgo.

Como ejemplo de lo que está ocurriendo digamos que la demanda presentada por el Fiscal General del Estado de Mississipi señala que Lylli sabía que Zyprexa aumentaba el riesgo de que los pacientes desarrollara diabetes, a pesar de lo cual continuó comercializando y vendiendo el medicamento sin reflejar el peligro petencial en la información ofrecida a los medicos y consumidores.

En Abril de 2002, la compañia cambió el etiquetado  de Zyprexa en el Reino Unido y el Japón e incluyó el aumento del riesgo de padecer lesiones relacionadas con la diabetes pero no fue hasta año y medio después que Lylli modificó la información del medicamento en EE.UU advirtiendo de esos graves riesgos.

2ª PARTE- "OSCUROS SECRETOS"

La prescripción de Zyprexa para patologías no aprobadas va camino de convertirse  pues en una seria crisis de salud pública viéndose amplificada por la batalla legal que los laboratorios mantienen en los tribunales contra todo aquel que trate de desvelar los documentos internos de la compañía. Según el New York Times- que publicó varios artículos durante el pasado mes de diciembre - los documentos confidenciales muestran un modelo de actividades ilegales que pueden haber llevado a veinte millones de personas-entre ellos muchos españoles- a tomar Zyrexa sin conocer toda la infiormación disponble que había sobre sus efectos adversos y que además se prescribía para patologías para las que no está indicado.

El intento desesperado de que los documentos internos no fueran desvelados puede otra de las razones por las que la compañía ha tratado de solucionar todo fuera de las salas de Justicia. Y hasta el momento le está saliendo bien porque los Tribunales han dictado resoluciones prohibiendo su divulgación.

 La batalla legal empezó en Diciembre de 2006 cuando el Doctor David Egilman pasó los documentos que había conocido tiempo atrás como testigo especialista en un pleito contra Zyprexa al abogado Jim Gottstein  y éste, a su vez , se los hizo llegar a Alex Berenson, reportero del NY. Times.

Sin embargo, desde el mismo momento en que Lylli comenzó a alcanzar sus acuerdos extrajudiciales, la corte impuso silencio al Doctor Egilman y permitó a Lylli seguir manteniendo en secreto los documentos - se calcula que más de once millones- otorgándole al propio laboratorio, en una decisión muy cuestionada, la potestad de señalar como "secretos" los documentos que consideren oportunos.En cuanto los artículos empezaron a aparecer en el New York Times describiendo una campaña de marketing denominada viva Zyprexa destinada a conseguir que los médicos prescribieran Zyprexa para patologías no aprobadas- algo que Lylli niega oficialmente que haya ocurrido nunca-el laboratorio consiguió que un Juez emitiera una orden temporal obligatoria el 18 de Diciembre de 2006 ordenado a Gottstein que devolviera los documentos y diera una lista con los nombres de todos aquellos con quienes lo había compartido. Una vez conseguida ésta lista, Lylli consiguió otra orden de la Corte emitiendo una segunda orden temporal  el 29 de Diciembre de 2006 a todos ellos la difusión de los documentos aunque, curiosamente, en la lista no estaba el periodista del New York Times. En día 3 de Enero de 2007 se realizó una nueva vista , a requerimiento de Lylli, para extender la orden temporal y obligar a Gootstein a comparecer para acusarlo de desprecio civil y criminal de la Corte por publicar los documentos. Varias páginas Web y nuevos nombres fueron añadidos a la lista de silencio en esa vista.







 Descargar noticia en formato PDF
Videos
Plaza de la Música
 
Dossier de Prensa
De Actualidad
» Riesgos de los químicos y los transgénicos.
» AGREAL
» ASBESTOS O AMIANTO
» AVANDIA
» CATASTROFES AEREAS (Accidente Madrid)
» Clobetasol
» Finanzas & Mercados
» Historia de Don Valentín Ibañez
» MESOTELIOMA
» Noticias sobre el caso
» PARCHE ORTHO EVRA
» Plataforma de afectados por la crisis de MADOFF FUND
» Retirada de medicamentos
 
Search Menu
Búsqueda avanzada


   Aviso legal