11/12/2013 - Demandas de pacientes, la gran batalla legal de las farmacéuticas

Los grandes laboratorios hacen frente a un número creciente de denuncias multimillonarias, la mayoría de ellas en Estados Unidos. En España, el código civil prevé las demandas colectivas desde el año 2000. El caso de la talidomida, sobre el que el Juzgado de Primera Instancia número 90 de Madrid Leer más »
Ver todas las noticias
Lawyerseek.com
www.pajaresyasociados.com
Lawyerseek.com
www.pyo-abogados.com
Lawyerseek.com
www.lawyerseek.com
Opamianto.com
www.opamianto.com
abogados franquicias
www.abogadosfranquicias.es
abogados responsabilidad civil
www.abogadosderesponsabilidadcivil.es
17/06/2011
« volver                                              


La farmacéutica Sanofi Aventis, culpable de haber obrado con dolo en la comercialización de Agreal »


Zaragoza, 10 de febrero de 2011.- Los juzgados de Primera Instancia nº 41 de Barcelona y nº 5 Huelva han dictado sentencia sobre el caso del medicamento Agreal, fabricado y comercializado por el laboratorio Sanofi Aventis. Ambos juzgados han concluido en que la compañía farmacéutica obró con dolo, incurriendo en culpa o negligencia por comercializar un medicamento considerado defectuoso. La principal causa por la que se detecta la negligencia es la falta de información en el prospecto del fármaco, que provocó graves efectos secundarios, como parkinsonismo, temblores, movimientos involuntarios de extremidades, depresión y/o insomnio, entre otros, a mujeres que tomaron el medicamento para sobrellevar los cambios hormonales derivados de la menopausia.

 

Además, según el fallo emitido por el Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Huelva, el laboratorio farmacéutico deberá indemnizar con más de 17.600 euros y más de 6.600 euros a dos mujeres que tomaron el medicamento durante varios años y que presentan secuelas como depresión, ansiedad y movimientos involuntarios de extremidades.

 

Este "es un nuevo hito, muy importante en todo el proceso contra la farmacéutica y que esperamos que ayude a más mujeres afectadas a sacar a la luz sus casos", según ha expresado la abogado que representa a decenas de mujeres en España, Andrea Peiró, del despacho Oria, Peña, Pajares y Asociados. El despacho, especializado en reclamaciones por daños a la salud, ha presentado demandas de mujeres afectadas en todo el país, y es que según datos de la Agencia Española del Medicamento, en el año 2003 había en España alrededor de 25.500 pacientes tratadas con Agreal.

 

Según se incluye en la sentencia dictada por el Juzgado onubense, el prospecto no ofrecía ninguna mención a su carácter de medicamento neuroléptico, ni tampoco había información acerca los posibles efectos adversos como consecuencia de su ingesta, ni la duración del tratamiento. Según la sentencia, las indicaciones fueron insuficientes e incompletas tanto para las usuarias como para los facultativos que tenían que prescribir el fármaco.

 

Tal como dice el documento, siendo la veraliprida (el principio activo de Agreal) un neuroléptico, la posibilidad de efectos adversos era "esperable y previsible", por lo que el laboratorio Sanofi Aventis "debió advertirlo en el prospecto así como precisar la duración de los periodos de toma". Así lo hizo en el prospecto del Agreal comercializado en Francia, donde sí se incluyeron, a partir del año 2005 algunos de estos datos, como los riesgos de sufrir movimientos involuntarios, e igualmente se establecía una posología temporal, donde se recomendaba no superar los tres meses de tratamiento.

 

Según datos aportados por la propia comercializadora, entre 1999 y 2003 se habían vendido unos 29 millones de cápsulas.

 

Antecedentes

Como antecedente, la Audiencia Provincial de Barcelona ya dio la razón a tres mujeres afectadas por el fármaco Agreal, prescrito en España durante 22 años para combatir los sofocos y las manifestaciones psicofuncionales propias de la menopausia, y que causó graves efectos secundarios como depresión, parkinson y dependencia a miles de mujeres. El medicamento fue comercializado desde el año 1983 por los laboratorios Sanofi Aventis y el Ministerio de Sanidad no lo retiró cautelarmente hasta junio de 2005.

 

Como consecuencia de las lesiones producidas por el consumo del medicamento más de mil mujeres presentaron sendas demandas por sufrir efectos secundarios que no se determinaban en el prospecto, como depresión, ansiedad, insomnio, cansancio crónico, movimientos masticatorios y de la lengua compulsivos, chasqueos, parkinson y síndrome de abstinencia, entre otros.

 

Las afectadas por el fármaco pertenecen a la práctica totalidad del territorio nacional, sin embargo Madrid, Barcelona, Valencia, Andalucía y Baleares registran el mayor número de casos.





Descargar fichero: Archivo relacionado

 Descargar noticia en formato PDF
Videos
Plaza de la Música
 
Dossier de Prensa
De Actualidad
» Riesgos de los químicos y los transgénicos.
» AGREAL
» ASBESTOS O AMIANTO
» AVANDIA
» CATASTROFES AEREAS (Accidente Madrid)
» Clobetasol
» Finanzas & Mercados
» Historia de Don Valentín Ibañez
» MESOTELIOMA
» Noticias sobre el caso
» PARCHE ORTHO EVRA
» Plataforma de afectados por la crisis de MADOFF FUND
» Retirada de medicamentos
 
Search Menu
Búsqueda avanzada


   Aviso legal